lunes, 25 de enero de 2010

[Nuestra Historia] (parte 4)




[Tímida confesión]



- Espera... Quiero preguntarte algo
- Si...?
- ¿Qué tengo que te hace venir a mí?, jajajajjaja, pero quiero que me respondas en persona... ¿Bueno? Adiós -y corto.
Y ahora, ¡¿Qué demonios le iba a responder?!
Haciendo todo lo que hice en diez minutos normalmente lo logro en una hora. Y también tuve que dejar la cocina ordenada para no recibir ningún reto de mi mamá cuando llegará.

En el trayecto de la micro recordé la horrible pregunta que me habían echo por teléfono, pero, ¿Cómo rayos iba a responder eso? ¡¡¡Si ni si quiera yo sabía la respuesta!!! De lo úncio que estaba segura es que algo tenía Jack para llamarme tanto la atención y ese algo hacía que pensará y confiará cien por ciento en él...

Cuando llegue me di cuenta que estaba sentado en una banca leyendo un libro, pensé que seria mejor dejarlo plantado e irme y tratar de olvidarme de aquel desconocido pero justo cuando mi mente trabajaba a mil por segundos él levanto su mirada y me vio. Me acerque con gesto preocupado y me senté a su lado. Mi mente se bloqueo:
- Aun no entiendo que haces aquí... -me dijo bajando la vista.
- Tampoco yo... -estaba mirándolo, pendiente de cualquier expresión que tomara su angelical rostro.
- ¿Vamos dentro? Estoy muerto de hambre.
- Pero primero quiero que me respondas alco con total sinceridad -estaba segura que si él me hacia o no caso, igual me quedaría a su lado- Quiero que me mieres a los ojos y me digas el por qué me quieres aquí, a tu lado -estaba demasiado nerviosa como para mirarlo.
- ¿Realmente te acomodaría saberlo?
- Solo dilo... -lo apure.
- ¿Crees en el amor a primera vista? -hablo rápido, pero eso no evito que se sonrojara más y más al pronunciar cada palabra. Estaba choqueada y no reaccione por lo que  prosiguio- Antes de conocerte no creía en eso, de hecho, lo encontraba absurdo, sin embargo, desde que te vi, cambiaste muchas cosas en mí, incluso mi forma de pensar y lo más importante es que hace mucho que no me hacían sentir así: "feliz" -hizo una pausa para poder mirarme- Y no pretendo dejar escapar algo tan lindo... como... esto.
- No tendría el valor de escaparme de ti -fue lo único que pude contestar. ¡¡¡Estaba con la mente en blanco y el corazón enloquecido!!!- No me quiero alejar -finalmente dije en un débil susurro.
Luego se puso de pie y me extendió su mano para levantarme:
- Y ahora, después de mi sincera confesión ¿Me aceptarías un desayuno? -me dirigió una sonrisa coquetona.
- Como si me pudiera escapar ahora...

===Continuará===


Continuá enseguida....

1 comentario:

  1. Hola cielo muy interesante asi que espero la siguiente
    un beso corazon

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por tener un tiempecito para mi pequeño mundo.
Recuerda que si es primera vez que visitas este lugar... dejame el link de tu blogger para poder visitarte sin mas apuros y seguirte lo antes posible. Asi nos seguiremos leyendo!